Formentera, un lugar idílico para ir de vacaciones con nuestra familia

Muchos de nosotros llevábamos meses esperando por los meses de verano y aunque el tiempo ha pasado poco a poco, aquí los tenemos. Por eso, ahora que vivimos los meses de más calor del año, somos cada vez más los que pensamos en nuestras vacaciones solos, en pareja o en familia.

Muchos de nosotros llevábamos meses esperando por los meses de verano y aunque el tiempo ha pasado poco a poco, aquí los tenemos. Por eso, ahora que vivimos los meses de más calor del año, somos cada vez más los que pensamos en nuestras vacaciones solos, en pareja o en familia. En este sentido, a lo largo de este post os queremos hablar de un sitio único para ir con toda la familia y que no es otro que la maravillosa Formentera.

Formentera es paraíso, es paz, es tranquilidad, pero, sobre todo, es descanso. Para llegar a este lugar único debemos bajarnos en el aeropuerto de Ibiza y recorrer los últimos kilómetros en barco, pero esto no es problema ni siquiera para nuestras mascotas, ya que podemos llevar también a nuestros animales por avión, así que toda la familia al completo podrá disfrutar de enclaves tan únicos como los siguientes.

  • Pilar de la Mola. Al igual que pasa con Ibiza, ir de compras a alguno de los mercadillos hippies de la isla, es otra de las mejores cosas que hacer en Formentera. En este sentido, el más famoso se encuentra en el pequeño pueblo del Pilar de la Mola, que fue invadido pacíficamente por el movimiento hippie de los años 60 y 70, quedando como recuerdo de esta época de paz y amor. En este mercadillo que se monta los miércoles y domingos de 16:30h a 22:30h, puedes encontrar todo tipo de bisutería, bolsos, pulseras, camisetas, cerámica, que venden artesanos locales. Pero no solo eso, sino que este pequeño pueblo también es famoso por el Molí Vell, un antiguo molino de viento que se utilizaba para moler trigo y que es el mejor conservado de los 7 que restan en la isla. Un poco más alejado se encuentra el Faro de la Mola, situado sobre un acantilado de 120 metros y otro de los lugares que visitar en Formentera más bonitos.
  • Isla de Espalmador. A pocos kilómetros de la costa norte de la isla y rodeada de aguas color turquesa, se encuentra la pequeña isla de Espalmador, otro de los lugares que ver en Formentera. En este paraíso en la tierra, sin habitantes ni infraestructuras, al encontrarse dentro del Parque Natural Ses Salines, te relajarás en sus playas vírgenes de arena blanca como la de S’Alga. Pero hay que tener en cuenta que para llegar a esta isla puedes coger el barco Bahía que sale del puerto de La Savina y de la Playa de Ses Illetes, situada justo enfrente.
  • Cala Saona, una de las calas más impresionantes de Formentera. Saona, situada en una pequeña bahía al este de la isla, es otra de las calas que ver en Formentera más bonitas. Esta playa paradisíaca de 140 metros de longitud y 120 metros de anchura, se encuentra rodeada de un denso bosque de pinos y enamora por el color de sus aguas que recuerdan a las del más puro Caribe. Otro de sus atractivos son las casetas de pescadores entre las rocas que rodean la cala y la impresionante puesta de sol que puedes observar tumbado en la arena o una hamaca.
  • Playa de Ses Illetes. Ses Illetes, situada en la península Es Trucadors, en el punto más al norte de la isla es otra de las playas imprescindibles que visitar en Formentera. Esta playa de casi 500 metros de largo, además de ser la más concurrida de la isla, está situada en varias listas de las más bonitas del mundo, gracias a sus aguas transparentes y poco profundas de color turquesa que contrastan con el color rosa, producto de la mezcla de la arena blanca con restos de coral. Además, en esta lengua de arena dispones de todos los servicios y varios chiringuitos. No obstante, si sopla demasiado viento puedes acercarte a su vecina playa de Llevant, situada en el lado opuesto de la lengua de arena.

¿Cuáles son los pueblos más bonitos para ver en Formentera?

Además de sus famosas calas y playas, esta isla tiene varios pueblos interiores y marineros llenos de encanto, que merecen una visita y entre otros, algunos de los pueblos que sí o sí hay que visitar en Formentera son:

  • Sant Francesc: capital de la isla, este pueblo destaca por sus casas blancas situadas alrededor de una plaza en el que se ubica el ayuntamiento y una iglesia del siglo XVIII.
  • Es Caló: un pequeño pueblo pesquero y en el que se respira a mar y tranquilidad. Desde este pueblo puedes empezar el Camí de Sa Pujada, un sendero de 3 kilómetros que ofrece unas fantásticas vistas.
  • Es Pujols: un pueblo rodeado de playas de aguas cristalinas y el mejor lugar para disfrutar de la vida nocturna de la isla.
  • Sant Ferran de Ses Roques: un pueblo interior que tiene un gran pasado hippie que puedes recordar en La Fonda Pepe, uno de los locales más míticos de la isla.
Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

Cómo disfrutar de una ruta del vino de Ribera del Duero

Existen diversas rutas variadas para visitar la región de la denominación de origen del vino de Ribera del Duero. Comprende…

Siempre protegido

Cuando hablamos de artículos eróticos no solo se nos viene a la cabeza disfraces, esposas, vibradores o todo aquello que…

Las vacaciones afectan a la salud mental de forma positiva

Las vacaciones no es que sean un lujo, son una necesidad para la salud mental. Así es como lo afirman…