Ibiza, un lugar único, donde no solo podemos ir de fiesta

Muchos de nosotros relacionamos la isla de Ibiza con la fiesta, pero lo cierto es que este enclave del Mediterráneo va mucho más allá, ya que entre sus calas y acantilados podemos encontrar uno de los lugares más bellos del mundo. En este sentido es en el que trabajan las autoridades locales y muchos empresarios, quienes quieren dar a la isla una segunda vida más allá de la fiesta.

Muchos de nosotros relacionamos la isla de Ibiza con la fiesta, pero lo cierto es que este enclave del Mediterráneo va mucho más allá, ya que entre sus calas y acantilados podemos encontrar uno de los lugares más bellos del mundo.

En este sentido es en el que trabajan las autoridades locales y muchos empresarios, quienes quieren dar a la isla una segunda vida más allá de la fiesta. Así, tanto los organismos públicos como Hot despedidas quieren proponer a los visitantes una forma diferente de vivir la isla en el que, entre otras actividades, la gente no se vaya sin disfrutar de:

  • Perderse por las calles de Dalt Vila. Dalt Vila es el casco histórico de Eivissa, capital de la isla y una de las 15 ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad en España. La mejor forma de conocer este encantador barrio es perderte por sus estrechas, empinadas y empedradas calles para ir conociendo sus preciosos rincones y monumentos. En su parte más alta se encuentra su catedral, rodeada por un recinto amurallado en el que podrás recorrer varios pasadizos cargados de historia. Todo ello, con unas fantásticas vistas del Mediterráneo.
  • Hacer una ruta por sus calas y playas. Sin ninguna duda una de las mejores opciones de que ver en Ibiza, y a las que seguro dedicarás mucho tiempo durante tu visita, son sus muchas y maravillosas calas y playas. Por ello, te recomendamos no conformarte con disfrutar de la que te quede más cerca, sino que deberías moverte y disfrutar de varias de ellas. Estas son algunas de las calas más bonitas de Ibiza: Benirrás, Cala d’Hort, Es Portixol, Cala Salada, Aubarca, Saladeta y Ses Salines, entre otras muchas.
  • Visitar alguno de sus mercadillos. Sus tradicionales mercadillos es una de las cosas más típicas que ver en Ibiza. En ellos podrás comprar un gran número de artículos artesanales: ropa, bisutería, decoración, gastronomía… Estos son algunos de los mercadillos más importantes de Ibiza: Las Dalias, Es Canar, Sant Jordi y Sant Joan de Labritja, entre otros.
  • Pasear por la zona de Sa Caleta. En el entorno de Sa Caleta podrás disfrutar de varios lugares que merecen ser visitados y que te encantarán. Uno de ellos es su preciosa cala de pescadores. Una pequeña cala con un encanto muy especial, flanqueada por casetas de pescadores. Desde ella, y atravesando un bonito pinar, podrás descubrir los restos de un asentamiento fenicio. Y, por último, continuando el paseo, descubrirás la playa Es Bol Nou, un pequeño arenal cobijado por altas paredes de un color rojizo.
  • Disfrutar del Parque Natural de Ses Salines. Uno de los espacios naturales más bellos de Ibiza es el Parque Natural Ses Salines. Un curioso espacio, situado en el sur de la isla, del que sale la famosa “Sal de Ibiza”. En el podrás realizar un gran número de rutas que te llevarán a descubrir preciosos lugares. Además, podrás disfrutar de varias playas ideales para relajarse y disfrutar a orillas del Mediterráneo. Las dos más destacadas son la de Ses Salines y des Cavallet.
  • Contemplar un atardecer místico en Es Vedrà. Es Vedrà es uno de los lugares más visitados, conocidos y fotografiados de la isla de Ibiza. Se trata de un bonito islote rocoso situado a pocos kilómetros de la costa ibicenca. Hay varios puntos desde los que contemplar Es Vedrà pero, sin ninguna duda, el mejor momento para hacerlo es al atardecer, viendo al Sol ponerse junto a él. Si visitas Ibiza en temporada alta, te recomendamos llegar con algo de antelación o te costará mucho encontrar un sitio desde el que disfrutar cómodamente de este fantástico atardecer.
  • Descubrir Santa Eulària des Riu. Es Puig de Missa es el lugar más destacado de esta localidad y uno de los lugares imprescindibles que ver en Ibiza. Se trata de un bonito monte verde coronado por un conjunto de casas encaladas y con la iglesia de Santa Eulària en su parte más alta. Te recomendamos ascender hasta la parte más alta atravesando sus bellas escaleras decoradas por la naturaleza. Una vez arriba, no deberás perderte su curioso y bello cementerio.
  • Andar hasta el faro de Moscarter. El faro de Moscarter está situado en la punta más al norte de Ibiza, en uno de los paisajes costeros más bellos de la isla. Para llegar hasta él tendrás que recorrer una sinuosa carretera y realizar un pequeño trekking por un sendero rodeado de naturaleza. Además, también te recomendamos disfrutar de unas fantásticas vistas del faro desde punta Galera, en Portinatx.

La gastronomía de Ibiza, otro de sus atractivos

Como la mayoría de lugares de España, Ibiza cuenta con una gastronomía exquisita. Cuando la visites, no deberías volver sin probar sus platos más típicos: guisat de peix, bullit de peix, arroz de matanzas, peix en salmorra, borrida de ratjada, sofrit pagès y frita de pulpo. Además, los más golosos tendría que probar estos sabrosos postres: el flaó, la greixonera y las orelletes.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

Cómo disfrutar de una ruta del vino de Ribera del Duero

Existen diversas rutas variadas para visitar la región de la denominación de origen del vino de Ribera del Duero. Comprende…

Siempre protegido

Cuando hablamos de artículos eróticos no solo se nos viene a la cabeza disfraces, esposas, vibradores o todo aquello que…

Las vacaciones afectan a la salud mental de forma positiva

Las vacaciones no es que sean un lujo, son una necesidad para la salud mental. Así es como lo afirman…