El mejor tratamiento para recuperar tu mirada

Dicen que la cara es el espejo de alma, pero yo creo que donde más se observa la felicidad de una persona es en su mirada. Los ojos lo dicen todo. Por eso con el paso del tiempo la mirada va perdiendo su atractivo, su pasión y su simpatía. Justo cuando llega este momento es el paso de acudir a una clínica para que nos hagan volver a ser felices. La vida nos da muchos golpes y eso se acaba por acumular en la zona de nuestros ojos.

Dicen que la cara es el espejo de alma, pero yo creo que donde más se observa la felicidad de una persona es en su mirada. Los ojos lo dicen todo. Por eso con el paso del tiempo la mirada va perdiendo su atractivo, su pasión y su simpatía. Justo cuando llega este momento es el paso de acudir a una clínica para que nos hagan volver a ser felices. La vida nos da muchos golpes y eso se acaba por acumular en la zona de nuestros ojos.

Si quieres recuperar esa mirada de felicidad, lo que tienes que hacer es someterte a algún tratamiento de los que se hacen en Estética Ocular. Son ellos mismos los que nos cuentan lo que nos podemos hacer dependiendo del problema que tengamos en la zona de los ojos.

Por ejemplo, los párpados. Cuando están caídos nos dan aspecto de cansancio o somnolencia, la caída del ángulo externo del ojo da aspecto de tristeza y melancolía, la retracción palpebral propia de los problemas de tiroides da una impresión de “susto”. Pequeños cambios anatómicos que se producen con el paso del tiempo modifican la impresión que producimos en los demás, por eso es tan importante la corrección estética de todos los defectos perioculares.

Párpados caídos

Se denomina ptosis palpebral a la posición anormalmente baja del párpado superior. Se divide en 2 grandes grupos: congénita y adquirida. Las ptosis congénitas son las que están presentes desde el nacimiento. Requieren tratamiento quirúrgico precoz si obstruye la pupila por el riesgo de desarrollar un ojo ambliope (ojo vago).

Por su parte, las ptosis adquiridas aparecen a lo largo de la vida por el envejecimiento (lo más frecuente), por problemas neuromusculares, traumatismos, tumores, inflamaciones, etc. Un párpado caído puede ser constante, empeorar con el tiempo (progresivo) o aparecer y desaparecer (intermitente), y puede darse en un lado o en ambos. El hecho de arrugar la frente o inclinar la cabeza hacia atrás puede ser un signo de que alguien está tratando de ver por debajo de los párpados caídos, al igual que el aspecto somnoliento o cansado.

El tratamiento de los párpados caídos es casi siempre quirúrgico, con excelentes resultados tanto a nivel funcional como estético.  Muchos pacientes consultan para efectuarse una blefaroplastia, pero al evaluarlos se observa la presencia de ptosis palpebral. Si durante la cirugía no se corrige el problema, el resultado estético no será satisfactorio. Por esto es muy importante consultar con un especialista en Oculoplastia, entrenado específicamente en este tipo de procedimientos.

¿Qué significa ectropion y entropion?

 

Son alteraciones de la posición normal del párpado. Cuando el párpado rota hacia adentro (entropion) el contacto de las pestañas con el globo ocular produce trastornos corneales que pueden ser severos. Cuando rota hacia afuera (ectropion) el párpado se separa del ojo y se suele asociar a enrojecimiento ocular y lagrimeo.

La rotación hacia adentro o hacia afuera del borde del párpado inferior es un problema muy frecuente asociado al envejecimiento. En este caso, se corrigen mediante cirugía menor, restableciendo la tensión normal del párpado y reforzando sus músculos. La cirugía es ambulatoria, se efectúa con anestesia local y a veces sedación. Es frecuente tener que asociar esta cirugía a procedimientos para restablecer el funcionamiento lagrimal.

Lo que vamos a conseguir es que una mejoría estética y funcional del párpado. Suele corregirse la irritación permanente, sensación de arenilla y lagrimeo.

Corrección de ojeras

Si los párpados nos marcan nuestra alegría en la cara, las ojeras son un motivo frecuente de consulta a cualquier edad. Es habitual que los pacientes relaten haber efectuado múltiples tratamientos sin resultado. Esto sucede porque el concepto «ojera» engloba un conjunto de alteraciones que pueden aparecer por separado o conjuntamente y si no son correctamente evaluadas no podrá corregirse el problema. Podemos tener varios tipos de ojeras.

Ojeras “hundidas”

Se producen por afinamiento de la piel y descenso de la grasa de la mejilla por la edad. El tratamiento mediante infiltraciones de ácido hialurónico.

Ojeras “oscuras”

El oscurecimiento es debido a hiperpigmentación (exceso de melanina). Este es el caso de las ojeras hereditarias, que son las más difíciles de tratar. El tratamiento va enfocado a eliminar el exceso de pigmento con peeling químicos, tratamientos con láser Nd:Yag ultrapulsado, luz pulsada o cremas despigmentantes.

Ojeras “rojo-azuladas”

 

La piel del párpado es sumamente delgada por lo cual puede verse por transparencia la red vascular subyacente. Existen factores que empeoran la congestión vascular local como falta de sueño, malos hábitos alimentarios, stress, cansancio, tabaquismo alteraciones renales, hepáticas, medicaciones. En este caso, el tratamiento es corregir el trastorno de base. El frío local y los descongestivos proporcionan alivio temporal. El CO2 termal es bastante efectivo ya que mejora la oxigenación de los tejidos y la microcirculación. Además se pueden usar láser vasculares, mesoterapia con vitaminas, peelings, y en algunos casos relleno con ácido hialurónico.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

10 consejos para fortalecer el cabello

La caída de cabello es un problema que preocupa a hombres y mujeres de cualquier edad. Por eso, para evitar…

Ortodoncia en la adolescencia.

Cuando está configurada en lo fundamental la dentadura definitiva y se han reemplazado los dientes de leche, es un momento…

Ponerse de uñas

Mejor dicho, con las uñas. De uñas llevamos todo el día porque se nos ha roto una o se nos…