El psicólogo puede ayudarte a recuperar la forma

Más claro no te lo podemos decir, si no te encuentras bien acude al psicólogo porque te ayudará a recuperar la forma y es que la salud es el bienestar físico, social y mental, por lo que, si una de estas tres patas falla, no podemos hablar de que estamos saludables. Así, si bien es cierto que cada vez somos más los que damos el paso, la realidad es que aún hay gente que siente este tema como un tabú, por lo que a lo largo de este post nos hemos planteado cambiaros de una vez por todas esa idea errónea.

Más claro no te lo podemos decir, si no te encuentras bien acude al psicólogo porque te ayudará a recuperar la forma y es que la salud es el bienestar físico, social y mental, por lo que, si una de estas tres patas falla, no podemos hablar de que estamos saludables. Así, si bien es cierto que cada vez somos más los que damos el paso, la realidad es que aún hay gente que siente este tema como un tabú, por lo que a lo largo de este post nos hemos planteado cambiaros de una vez por todas esa idea errónea.

Y para ello partamos de la base de que no conocemos de nada al profesional de la psicología, por lo que durante las primeras sesiones se establecerá el vínculo terapéutico que nos ayudará a lograr los objetivos que nos marquemos, sintiéndonos seguros y acompañados. Además, es posible que el psicólogo nos pida que rellenemos algún cuestionario, hagamos alguna prueba…para valorar y diseñar la intervención, es decir, se plantearán los objetivos terapéuticos que se basarán tanto en nuestras demandas iniciales (vengo porque me siento ansioso, por ejemplo) y en algunas propuestas del psicólogo. Tras ello, en cada sesión, el psicólogo utilizará distintas técnicas, dinámicas y nos propondrá ejercicios para trabajar en sesión o fuera de ella, técnicas probadas y que funcionan, para las que el psicólogo está formado. Por todo ello, en este momento es esencial que nos comprometamos con el proceso terapéutico y si alguna de ellas nos resulta incómoda o difícil se lo comentemos ya que él mirará de ayudarnos y será flexible. Del mismo modo, también es esencial el papel de la familia, especialmente en terapia con niños, adolescentes, trastornos alimenticios o de adiciones… tal y como nos recuerda Vanessa Sanz, ya que según ella y desde su experiencia es donde pueden coger un papel de coterapeutas ayudando a estas personas en casa, prestándoles apoyo y realizando dinámicas en casa. Así, por ejemplo, en el caso de los niños, los padres pueden ayudar a su hijo a trabajar aspectos concretos en casa, cambiando rutinas, etc. Su colaboración es esencial para el éxito de la terapia. Pero, como es lógico, esto no es lo único que conseguiremos mejorar, así que, sin más dilación, vamos a ver cinco beneficios de la terapia psicológica que nos podemos encontrar fácilmente:

  • Ofrece la posibilidad de expresarte en un entorno seguro. El espacio terapéutico te permite expresar todo aquello que sientes de una forma segura. Ofrece un entorno de confidencialidad y aceptación donde no sentirse juzgado, así que todo aquello que te pasa es bienvenido. De hecho, solo tenemos que pensar que los psicólogos ven a muchas personas distintas en consulta (de distintas religiones, formas de vida, creencias, etc.) y por ello saben coger un papel neutral donde no hay juicio, ya que están formados especialmente para ello. Lo importante no es aquello que estás poniendo sobre la mesa, sino todo aquello que hay detrás y es ahí donde se fijan los psicólogos.
  • Favorece el darse cuenta de lo que te sucede y permite un mayor crecimiento personal. En el día a día suele ser complicado darse cuenta de todo aquello que nos está pasando. En la terapia podrás destinar una hora a parar, escucharte desde la honestidad y darte cuenta de que es lo que realmente se está moviendo en tu interior. Te permitirá descubrir tus mecanismos de defensas, resistencias, tus creencias… Con la ayuda del terapeuta podrás llegar a un mayor conocimiento personal y bienestar.
  • Trabajas las emociones, el cuerpo y la mente. Cuerpo, mente y emoción están conectados y a menudo suelen aparecer dificultades en alguno de estos tres aspectos esenciales, llegando a producir alteraciones personales. En las sesiones podrás trabajar las distintas emociones, como reconocerlas, como está tu cuerpo y como es tu forma de pensar y de hablarte.
  • Te ayuda a centrarte en el aquí y el ahora. Los humanos acostumbramos a estar enganchados o bien al pasado o bien al futuro, favoreciendo así, la aparición de distintas dolencias como es la ansiedad, el estrés, etc. En terapia los profesionales te ayudan a prestar atención a tu presente, a lo que está sucediendo en el aquí y el ahora y te ofrecen herramientas para gestionar distintas situaciones.
  • Favorece que emane tu ser auténtico. Con el autoconocimiento profundo y el trabajo a lo largo de todo el proceso puedes lograr ser tú mismo, liberándote de todas aquellas creencias, ataduras y piedras que llevas en tu mochila.

Normalicémoslo, todos debemos de ir al psicólogo

En algún momento de la vida todos pasamos por una etapa de debilidades, por lo que tener la compañía de un profesional es algo que, sin duda alguna, siempre nos ayuda. Si bien, hasta hace poco tiempo esto era un tema tabú e incluso nos daba vergüenza hablar de ello, peo lo cierto es que tan solo basta abrir internet para ver como María Pombo y otros famosos se unen a la lista de personas que también han reconocido que van al psicólogo y es que sí, todos los necesitamos alguna vez en la vida. En este sentido, nosotros os queremos invitar a que vayáis, estéis bien o no, ya que os ayudará a estar mejor, más en forma.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

10 consejos para correr una primera media maratón

La preparación es fundamental para poder llegar a meta en una media maratón. Y es que no vale con entrenar…

La sociedad despierta ante los problemas de movilidad reducida

Cada vez hay una mayor cantidad de personas ancianas en España y en buena parte de los países desarrollados en…

Cinco ejercicios para hacer en el gimnasio y estar en forma

Nos gusta ir al gimnasio. Nos gusta estar en forma. Y soy de esas personas que siempre recomiendo apuntarse al…