Feng shui o reiki, elecciones favoritas para cuidar de nuestra salud mental

La sociedad en la que nos encontramos no es precisamente la mejor en lo que tiene que ver con el cuidado personal y con la consecución de momentos de paz y tranquilidad. Sabemos que es impopular decirlo, pero no podríamos dar por hechas cosas que no son verdad. El agobio y el estrés han ganado mucho peso en la vida de las personas y no cabe la menor duda de que eso no es precisamente positivo para los intereses de los seres humanos.

La sociedad en la que nos encontramos no es precisamente la mejor en lo que tiene que ver con el cuidado personal y con la consecución de momentos de paz y tranquilidad. Sabemos que es impopular decirlo, pero no podríamos dar por hechas cosas que no son verdad. El agobio y el estrés han ganado mucho peso en la vida de las personas y no cabe la menor duda de que eso no es precisamente positivo para los intereses de los seres humanos. Si añadimos a eso que los hábitos de consumo en lo que respecta a la alimentación tampoco son los mejores, todavía ponemos la balanza más a nuestro favor.

Teniendo todo esto en cuenta, no nos debería extrañar que se hayan empezado a convertir en habituales algunas técnicas que tienen como principal objetivo que consigamos esos remansos de paz y tranquilidad que no podemos conseguir normalmente. De hecho, este asunto se ha convertido en una de las cuestiones más habituales en los últimos años. Y es que son muchas las personas que necesitan realmente tener momentos de tranquilidad en su vivienda para reponerse de todos esos momentos de agobio que genera, por ejemplo, la jornada laboral en el trabajo.

Hay dos nombres propios en lo que tiene que ver con esa consecución de la paz y tranquilidad que estamos comentando. Por un lado, vamos a hablar del feng shui. Por el otro, lo haremos del reiki. Cualquiera de las dos es una buena elección si queremos obtener esos objetivos de los que hemos venido hablando a lo largo de los dos párrafos anteriores. Y ese es el motivo por el que cada vez hay más personas que los están teniendo en cuenta para intentar ganar en calidad de vida, que falta nos hace a muchos y muchas.

Una noticia que fue publicada en la página web del diario El País en el año 2016 aseguraba que el feng shui estaba llamando a la puerta de casa en España. Lo cierto es que era una buena noticia y que ponía de manifiesto que ya por entonces existía una necesidad por parte de la gente para ganar bienestar. Y eso que vivíamos un año de bonanza, ya que en ese 2016 ya se había acabado la crisis económica iniciada ocho años antes y todavía no teníamos ninguna noticia acerca de una posible pandemia.

El reiki también ha empezado a granjearse un sitio en los últimos tiempos como medio ideal para evadirnos de todo lo que tiene que ver con nuestro día a día. En el año 2018, y según podéis ver en el artículo que os hemos enlazado y que es propiedad del portal web Statista, había un 17’7% de la población española que hacía reiki al menos una vez a la semana y un 21% que lo practicaba una vez al mes. Es cierto que todavía existía un 48% de gente que lo hacía de manera puntual, pero está claro que eso ha venido cambiando de un tiempo a esta parte.

Ganar en paz y tranquilidad es algo que ha venido situándose entre los principales objetivos de muchas personas en España en los últimos años. Así nos lo han hecho saber los profesionales de Centro Yoga Madrid, que nos han asegurado que, tras el fin del confinamiento y las restricciones ocasionadas por el coronavirus, ha crecido el volumen de personas que han apostado por técnicas como el feng shui o el reiki para conquistar un mejor estado de su salud mental. La verdad es que son técnicas idóneas y que van a seguir estando muy presentes en la sociedad, lo cual es una excelente noticia.

Técnicas idóneas también entre los niños

A veces tendemos a pensar que, como somos los mayores los que trabajamos, los niños no pueden padecer ningún tipo de problema relacionado con su salud mental… y lo cierto es que nos equivocamos de una manera tremenda. Los niños pueden llegar a tener más problemas de esas características que sus mayores y no por tener menos edad no merecen que se les atienda con técnicas como las que hemos venido comentando. De hecho, hay que tener en cuenta que un niño puede sufrir males como el bullying, que tristemente se ha convertido en algo habitual en las escuelas y los institutos de nuestro país.

Todo el mundo debe tener la posibilidad de cuidar de su estado de salud mental. Vivimos en una sociedad que no ha tenido en cuenta el bienestar de la gente en los últimos años y que debe recuperar ese afán por cuidar de todo el mundo, con independencia de su sexo, sus creencias o su edad. Solo de esa manera conseguiremos ganar en felicidad, que a fin de cuentas es el principal objetivo que perseguimos cada día.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

El Cantueso, la lavanda de pequeño tamaño

A la hora de decorar nuestro jardín, tanto con árboles como con arbustos o plantas de flor, lo primero que…

Mosquitera: la mejor manera de garantizar el bienestar en el hogar en verano

El verano es la época del año preferida por buena parte de la población española, que tiene una nómina bastante…

Las plagas que pueden arruinarte tu casa

Que bonito es tener una casa, qué bonito es vivir en familia…o solo, pero de repente hay circunstancias que nos…